sábado, 21 de marzo de 2009

EL FLUJO DE INFORMACION EN INTERNET














El procedimiento empleado para intercambiar información en Internet sigue el modelo cliente-servidor.
Los servidores son computadoras donde se almacenan datos.
El cliente es la computadora que realiza la petición al servidor para que éste le muestre alguno de los recursos almacenados.



En Internet la información se transmite en pequeños trozos llamados "paquetes". Lo importante es la reconstrucción en el destino del mensaje emitido, no el camino seguido por los paquetes que lo componen.
Si se destruye un nodo de la red, los paquetes encontrarán caminos alternativos. Este procedimiento no es el más eficiente, pero resiste las averías de una parte de la red.



Para intercambiar información entre computadores es necesario desarrollar técnicas que regulen la transmisión de paquetes.
Dicho conjunto de normas se denomina protocolo. Hacia
1973 aparecieron los protocolos TCP e IP, utilizados ahora para controlar el flujo de datos en Internet.
El
protocolo TCP (y también el UDP), se encarga de fragmentar el mensaje emitido en paquetes. En el destino, se encarga de reorganizar los paquetes para formar de nuevo el mensaje, y entregarlo a la aplicación correspondiente.
El
protocolo IP enruta los paquetes. Esto hace posible que los distintos paquetes que forman un mensaje pueden viajar por caminos diferentes hasta llegar al destino.
La unión de varias redes (
ARPANET y otras) en Estados Unidos, en 1983, siguiendo el protocolo TCP/IP, puede ser considerada como el nacimiento de Internet (Interconnected Networks[cita requerida]).



Existe un servicio que se encarga de proporcionar la correspondencia entre una dirección IP y su nombre de dominio, y viceversa. Este servicio es el DNS (Domain Name System, Sistema de Nombres de Dominio).
Cada vez que se inicia una comunicación con un nombre de dominio, el ordenador realiza una petición a su servidor
DNS para que le proporcione la IP asociada a ese nombre.
El sistema
DNS es jerárquico. Cada subdominio de internet suele tener su propio servidor DNS, responsable de los nombres bajo su dominio. A su vez, hay un servidor encargado de cada dominio (por ejemplo un nivel nacional (.es), y hay una serie de servidores raíz, que conocen toda la estructura DNS superior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada